CLASES MINERALES

 

2 Clase II. Sulfuros, Arseniuros, Sulfosales

2.3 Alteración de los Sulfuros


La mayor parte de los sulfuros, arseniuros y sulfosales son sensibles, en mayor o menor medida, a la acción de los agentes químicos de la alteración. Los sulfuros que mejor resisten estos procesos son los más estables frente al agua, los ácidos y los medios oxidantes, es decir los de metales más nobles (cinabrio, esperrilita, laurita,...). Pero la mayor parte de los minerales de esta clase son inestables frente a las condiciones de meteorización. La alteración de los sulfuros conduce a la formación de sulfatos, carbonatos, óxidos e hidróxidos. Por ejemplo, la galena se oxida a anglesita en presencia de oxígeno en un proceso en el que interviene el anhídrido carbónico disuelto las en aguas naturales:

 

SPb + 2CO3H2 Pb+2 + SH2 + 2CO3H-

SH2 + 2O2 + Pb+2 + 2CO3H- SO4Pb + 2CO3H2

 

El proceso global puede resumirse así: SPb + 2O2 -> SO4Pb

Como el sulfato de plomo es insoluble, la anglesita suele aparecer asociada a la galena cuando ha sido sometida a procesos de oxidación. También pueden acompañar a la galena otros productos de alteración, como la cerusita.

La pirita, en contacto con la atmósfera se transforma en hidróxido de hierro (limonita).

 


[Anterior]    [Siguiente]