CLASES MINERALES

 

7 Clase VII. Sulfatos, Cromatos, Molibdatos y Wolframatos

7.3 Cromatos


Son minerales escasos, únicamente presenta alguna importancia la crocoita (PbCrO4). Estos minerales suelen presentarse en algunos yacimientos metalíferos como consecuencia de procesos de oxidación. Son minerales secundarios.

Los cromatos no son los minerales más importantes de cromo, incluso ciertos autores les consideran "curiosidades mineralógicas". El cromo suele encontrarse en óxidos (cromita) y silicatos (uvarovita, micas, diópsidos).

Entre las aplicaciones de las sales de cromo se encuentran las siguientes: Preparación de pinturas y colorantes (tanto minerales, como orgánicos), mordientes de tintorería (aunque se alteran con la luz), fotografía y fotograbado, oxidantes en procesos orgánicos y analíticos (CrO3, K2Cr2O7).

El elemento cromo fue obtenido por L.N. Vauquelin (1763-1829) en 1797 a partir de una crocoita de Siberia, aunque su mineral más importante y su mena habitual es la cromita (FeCr2O5) de la que obtiene por reducción con carbón en horno eléctrico. La principal aplicación de este metal es la fabricación de aceros especiales resistentes a la oxidación y a la tracción. También cuando se requiere gran dureza y tenacidad. El cromado es una protección para otros metales que se aplica sobre un recubrimiento previo de cobre o de níquel, para compensar la gran porosidad de la capa de cromo.

 


[Anterior]    [Siguiente]