CLASES MINERALES

 

7 Clase VII. Sulfatos, Cromatos, Molibdatos y Wolframatos

7.4 Molibdatos y Wolframatos


Los molibdatos y los wolframatos presentan unos grupos aniónicos con disposición tetraédrica deformada, debido al gran tamaño que tienen, tanto el Mo+6, como el W+6. Como consecuencia, no es posible el intercambio de estos elementos con el S+6, pero sí que se pueden intercambiar entre sí, de tal forma que existen series minerales donde se dan sustituciones Mo-W sin cambios apreciables en las estructuras y en las propiedades.

La wulfenita o plomo amarillo (molibdato de plomo), junto con la molibdenita (sulfuro de molibdeno), es la principal y más abundante mena de Mo. Otros minerales importantes de molibdeno son la powellita (molibdato de calcio) y la molibdita (trióxido de molibdeno).

El wolframato más importante es la scheelita (wolframato de calcio) que puede aparecer asociada a la wolframita o wolfram (óxido de wolframio, hierro y manganeso), ambas son las principales menas de wolframio. Otros wolframatos a considerar son la stolzita (tetragonal y, estructuralmente, comparable con la molibdenita) y la raspita (monoclínica). Hasta hace poco se ha clasificado a la wolframita, la ferberita y la hübnerita, como wolframatos, sin embargo, a la vista de estudios espectroscópicos recientes, deben ser consideradas como óxidos.

Normalmente, estos minerales se encuentran asociados a granitos. También es posible encontrarles asociados a sulfuros en yacimientos hidrotermales y pneumatolíticos.

Las características principales de estos minerales se resumen en la  tabla:

 

MINERAL FÓRMULA DENSIDAD DUREZA
Scheelita CaWO4 5,90 - 6,10 4,5 - 5,0
Stolzita PbWO4 7,90 - 8,92 3,0
Raspita PbWO4 8,47 2,5 - 3,0
Powellita CaMoO4 4,25 3,5 - 4,5
Wulfenita PbMoO4 6,70 - 6,90 2,5 - 3,0

Como puede observarse, los molibdatos son algo más ligeros y más blandos que los wolframatos.

El molibdeno se emplea en la fabricación de aceros rápidos, de gran resistencia y ductilidad. El ferromolibdeno es una aleación de uso muy extendido. Los filamentos de molibdeno son de peor calidad que los de wolframio.

El wolframio se emplea en aceros y widias (carburos de wolframio) adecuados para fabricar herramientas de taladrar, tornear y cepillar. Los aceros al wolframio se usan para blindajes. Otra aplicación importante del wolframio es la fabricación de filamentos para lámparas.

La obtención de wolframio y molibdeno a partir de los wolframatos y de los molibdatos puede seguir diversos caminos, fundamentalmente depende de las características de las menas. La primera etapa de la metalurgia de estas menas es la concentración que se suele realizar por flotación y que, a veces, va acompañada de procesos de concentración por gravedad. En la etapa pirometalúrgica el primer objetivo es obtener el ácido molíbdico o el óxido wolfrámico, lo cual se consigue mediante tostaciones. La etapa siguiente es la reducción de los óxidos:

MoO3 -----------------------------> Mo + Al2O3

Aluminotermia

MoO3 -----------------------------> Mo + H2O

Reducción con Hidrógeno

WO3 -----------------------------> W + CO

Carbotermia

WO3 -----------------------------> W

Electrólisis

WO3 -----------------------------> W + H2O

Reducción con Hidrógeno

 

Una vez obtenidos los metales, se purifican, bien mediante Fusión por Zonas o bien por el Método de Boer Arkel, ver figura1 y figura2

 


[Anterior]    [Siguiente]