CLASES MINERALES

 

9 Clase IX. Silicatos

9.13.2 Grupo de los Feldespatos


Los feldespatos constituyen aproximadamente el 60% del peso de las rocas ígneas y también forman parte de diversos materiales metamórficos y sedimentarios.

Químicamente están constituidos por aluminosilicatos de potasio, sodio, calcio y bario. Además pueden contener pequeñas cantidades de hierro, magnesio, titanio, estroncio, manganeso y plomo. En base a la composición se dividen en 3 grupos:

  1. Feldespatos Alcalinos u Ortoclasas: El K es el catión más abundante, aunque pueden aparecer en algunas especies pequeñas cantidades de Na y, más raramente, trazas de Ba.
  2. Feldespatos Sódico-Cálcico o Plagioclasas: Los cationes presentes son Ca y Na, no contienen K. Son una serie de minerales cuya composición y propiedades varían gradualmente en función de la relación Na/Ca, que se corresponde con la relación Al/Si.
  3. Feldespatos de Bario: El catión predominante es el Ba+2 o está presente en cantidades importantes. Son los feldespatos menos frecuentes.

En cuanto a las propiedades se pueden destacar las siguientes:

Por lo que respecta al origen de los feldespatos, como ya se ha dicho, son minerales muy abundantes en numerosas rocas, siendo su contenido un criterio de clasificación de las rocas ígneas. Se forman en procesos de cristalización magmática y también en procesos pegmatíticos, siendo los principales constituyentes de estas rocas. Son también frecuentes en ambientes metamórficos y más raros en los sedimentarios.

La alteración de los feldespatos da lugar a la formación de ceolitas, filosilicatos y otros minerales de Ca, K, Na y Al.

Cristalizan principalmente en 2 sistemas. Las plagioclasas son triclínicas y tienen una estructura muy parecida a la microclina. Algunas ortoclasas, como la ortosa y la sanidina, son monoclínicas.

Dada la abundancia de estos minerales es importante reconocerlos, aunque no siempre es fácil, siendo necesario, en muchos casos, recurrir a sus propiedades ópticas, las cuales pueden resumirse en los puntos siguientes: Bajo relieve, falta de color, birrefringencia baja y carácter biáxico. Pueden confundirse con la cordierita, pero ésta presenta, en muchos casos, coloraciones amarillentas debido a procesos de alteración.

Existen otros minerales de la misma subclase que se denominan (históricamente) feldespatoides, los cuales tienen una estructura muy parecida a la de los feldespatos, pero su composición es más pobre en SiO2 (aproximadamente 1/3 menos).

 


[Anterior]    [Siguiente]