INTRODUCCIÓN A LA MINERALOGÍA

 

2 Caracterización de las Sustancias Minerales

2.1 Introducción


La caracterización completa de una sustancia, implica el conocimiento de la composición química, la investigación estructural y el estudio de sus propiedades, tanto físicas como químicas. Está claro, que existen interconexiones entre todos estos aspectos. Por ejemplo, las sustancias que contienen plomo suelen tener densidad elevada, aquellas que contienen ciertos elementos de transición, suelen presentar colores característicos, las estructuras laminares implican exfoliación perfecta en una dirección, mientras que las estructuras en cadena, implican exfoliación en dos direcciones, las oxisales presentan brillo vítreo, mientras que los elementos metálicos, los sulfuros y ciertos óxidos metálicos suelen tener brillo metálico o semimetálico. Por esto, cuando se realiza un simple examen organoléptico, llamado también examen "de visu", se puede aproximar tanto la composición, como la estructura. Pero, en realidad esto no es más que una orientación válida para una parte de los minerales (recordemos que se encuentran caracterizadas una 4500 especies y variedades) y que las posibilidades en este aspecto sólo se amplían cuando se posee una gran experiencia en la observación de minerales. Por lo tanto, para el reconocimiento de minerales se debe recurrir a procedimientos más científicos que pasan por varias etapas. Inicialmente se realiza el análisis químico, primero cualitativo y luego cuantitativo. En la mayor parte de los casos, es necesario un estudio estructural, ya que existen sustancias con composiciones muy parecidas (a veces idénticas) y la forma de diferenciarlas es mediante el conocimiento de la estructura.

La primera conclusión que debe extraerse de esto es la gran dificultad que representa el reconocimiento de los minerales únicamente mediante métodos sensoriales. Esto es algo que debe ser asumido, en primer lugar por los "expertos" en Mineralogía y también por los aficionados y demás personas que solicitan información a éstos.

Por todo lo anterior, se va a proponer una sistemática (ver figura), para la caracterización de las sustancias minerales y posteriormente profundizar en el conocimiento de las mismas.

Los primeros pasos han de darse en el propio yacimiento, al reconocer el ambiente geológico y tomar nota exacta de la ubicación. También en el mismo lugar, se pueden reconocer algunas de sus propiedades físicas (las propiedades organolépticas). Posteriormente, en los laboratorios, se deberán estudiar las demás características y proceder a su análisis químico para conocer su composición y relacionarla con las propiedades químicas que también se determinan. A todos estos procesos, deberá complementar el estudio estructural, el cual a su vez servirá para explicar muchas de las propiedades antes observadas e, incluso, para descubrir otras nuevas.

 


[Anterior]    [Siguiente]