INTRODUCCIÓN A LA MINERALOGÍA

 

2 Caracterización de las Sustancias Minerales

2.3.1.4 Hábito


El hábito se refiere al aspecto que presentan los minerales, ya sea en cristales aislados, en agregados cristalinos o en masas. El hábito que adquiere un mineral, se encuentra condicionado por factores externos, como por ejemplo la temperatura, la presión o la composición química del sistema en el que se ha desarrollado. Es importante distinguir el hábito de la forma cristalina, también llamada clase de simetría o grupo puntual, ya que ésta se encuentra relacionada únicamente con la naturaleza química, es decir, con la composición y con la estructura.

Para describir el hábito de los minerales se utilizan distintos términos en el caso de cristales, agregados y masas.

Los cristales pueden ser:

Además se emplean otros términos, que aunque especifican la forma geométrica, no se refieren a la clase cristalina o forma cristalina a que pertenecen. Así por ejemplo, se consideran términos para el hábito: Cubos, pseudocubos, octaedros, tetraedros, romboedros, pentagonododecaedros.

Los agregados o asociaciones de cristales, iguales o diferentes, pueden ser:

Las maclas son un tipo de agregado formado por dos cristales de un mismo mineral con la misma forma y que han crecido juntos o mezclados.

Las maclas formadas por más de dos cristales se llaman múltiples, poligeminadas o polisintéticas. Las maclas se suelen denominar de forma característica (Karlsbad, Baveno, Pico de estaño, etc.).

Los agregados uniáxicos son un conjunto de cristales unidos por un eje, Estaurolita.

Para las masas se emplean los términos siguientes:

 


[Anterior]    [Siguiente]