INTRODUCCIÓN A LA MINERALOGÍA

 

2 Caracterización de las Sustancias Minerales

2.3.6.3 Absorción Y Pleocroismo


Cuando la luz atraviesa un cristal, una parte de la energía queda absorbida. La cantidad de energía absorbida es directamente proporcional al camino recorrido por el haz luminoso (camino óptico). Si la cantidad de energía absorbida es poca, el cristal es transparente y cuanto mayor sea la cantidad de energía absorbida, más oscuro se observará el cristal.

Pero no todas las longitudes de onda son absorbidas en la misma cuantía, de tal manera que, en el caso de la luz blanca (polarizada) si un color (longitud de onda) queda absorbido en su mayor parte, se observará su complementario.

En cristales cúbicos y en sustancias amorfas la absorción de luz es igual de intensa en todas las direcciones, pero en cristales anisótropos depende de la dirección, de tal manera que variando ésta se observan diferentes colores e intensidades, dando lugar al fenómeno del PLEOCROÍSMO.

En cristales uniáxicos, como por ejemplo la turmalina, se observan dos tipos de colores, dependiendo de la orientación. Se trata de un cristal dicroico. En cristales biáxicos, pueden observarse tres colores y se denominan tricroicos.

El pleocroismo puede ser más o menos débil y no todos los cristales presentan siempre un mismo tipo de pleocroismo característico, sino que puede haber varias posibilidades.

 


[Anterior]    [Siguiente]