INTRODUCCIÓN A LA MINERALOGÍA

 

2 Caracterización de las Sustancias Minerales

2.4.1.2.1 Análisis Gravimétrico. Métodos Gravimétricos


Se realiza la determinación hallando el peso de la sustancia que se desea analizar, bien en estado puro, o bien formando algún compuesto con determinadas características estequiométricas y con una cierta estabilidad.

Las etapas a seguir en un análisis gravimétrico son:

  1. Pesar la muestra (previa realización de una adecuada toma de muestra y secado si fuera necesario).
  2. Disolver o disgregar. No se deben emplear como disolventes o fundentes sustancias que contengan elementos que se quieren determinar.
  3. Provocar la formación de una sustancia sólida poco soluble que contenga el elemento a determinar.
  4. Aislar el sólido, lavándole y secándole.
  5. Realizar la pesada.
  6. Realizar los cálculos. El contenido en elementos se suele dar en forma de óxidos.

Estas etapas pueden variar en algunos casos.

Dependiendo del método empleado para obtener la fase sólida, hay varios métodos gravimétricos:

A.- Precipitaciones.

Son los métodos más importantes y los más clásicos de este apartado. Mediante una reacción química se forma un precipitado con una fórmula química definida, que ya sea por sí misma o mediante alguna transformación (calcinación,...), pueda ser objeto de pesada. Como ejemplo se puede mencionar la determinación de sulfatos con sales de bario.

B.- Electrodeposición.

Puede ser considerado también como un método Instrumental Eléctrico. Se forma una fase sólida por la acción de la corriente eléctrica que provoca, mediante procesos de oxidación-reducción, la deposición de ciertas sales o metales en el ánodo o en el cátodo del sistema. De esta forma se determinan algunos metales, pero no se trata de un método de aplicación general.

C.- Métodos de extracción.

Se usa un disolvente que, de forma selectiva, ataca a todos los componentes de la muestra a excepción de aquel que se desea pesar. Se emplea para el análisis de aleaciones que contienen oro u otros metales nobles.

También se puede disolver selectivamente el metal que se desea analizar y a continuación separarle del solvente mediante una evaporación.

D.- Métodos de volatilización, desprendimiento gaseoso y de absorción.

Se usan para determinar un componente capaz de formar una sustancia volátil en una determinada reacción. La sustancia volátil puede quedar retenida en un absorbente y quedar determinada por pesada. Por ejemplo, se determinan carbonatos mediante un ataque con ácidos y absorbiendo el anhídrido carbónico, previa eliminación de humedad con un desecante.

También puede pesarse el residuo que queda después de una volatilización. Así se determina el agua de hidratación de numerosas sustancias.

Es importante que no se pueda formar más de un compuesto volátil a la vez.

 


[Anterior]    [Siguiente]