INTRODUCCIÓN A LA MINERALOGÍA

 

2 Caracterización de las Sustancias Minerales

2.5.3.1.2 Producción de los Rayos X


Los Rayos X se producen cuando un haz de electrones, procedentes de un cátodo de wolframio que se mueven a gran velocidad chocan contra los átomos de un elemento que funciona de ánodo (anticátodo). Como consecuencia de este choque aparece un espectro de emisión formado por dos contribuciones:

1.- ESPECTRO CONTINUO: Debido a la pérdida de energía de los electrones cuando chocan entre sí y contra el metal del ánodo. Este espectro, llamada también radiación blanca, contiene un amplio rango de longitudes de onda y aumenta (en amplitud y en intensidad) cuando se eleva la diferencia de potencial (voltaje) entre el cátodo y el ánodo.

2.- ESPECTRO CARACTERÍSTICO: Cuando el voltaje alcanza un determinado valor, los electrones adquieren una energía capaz de arrancar los electrones de las capas más internas (capa K) de los átomos que forman el ánodo. En consecuencia, los electrones de capas más externas (capas L y M) pasan a ocupar tales huecos produciéndose una emisión de radiación X con unas longitudes de onda específicas, K para la transición L-K y Kß para la transición M-K. La radiación Kß puede eliminarse con un filtro, mientras que la radiación K consta, en realidad, de dos picos muy próximos entre sí (K1 y K2) y que se pueden tomar promediados. Dependiendo del metal que forme el ánodo, la longitud de onda de la radiación K toma los valores que aparecen en la siguiente tabla:

Espectro característico de la radiación K
METAL Longitud de Onda (Å)
Molibdeno 0.71
Cobre 1.54
Cobalto 1.7902
Hierro 1.94
Cromo 2.29

 


[Anterior]    [Siguiente]