INTRODUCCIÓN A LA MINERALOGÍA

 

3 Geoquímica

3.1 Concepto de Geoquímica: Introducción


Para comprender la naturaleza de los minerales es necesario conocer el medio en que se han formado y la química que regula todos los procesos de formación y destrucción de la materia mineral.

Una base importante para el desarrollo de la Mineralogía lo constituye la Geoquímica. La Geoquímica es una disciplina reciente que nace a principios del siglo XX, cuando V.H. Goldschmidt (1888-1942) establece una serie de objetivos en sus estudios, los cuales se resumen a continuación.

Con el fin de completar el conocimiento terrestre se amplía el estudio al exterior del planeta. Algunos autores consideran, por este motivo, el término Cosmoquímica.

La Geoquímica se encuentra muy relacionada con la Mineralogía, ya que los minerales son sustancias químicas de naturaleza geológica formadas por los elementos químicos que constituyen el planeta. Entre otras cosas, la Geoquímica nos orienta hacia el estudio de los procesos de formación de minerales y, en su vertiente más aplicada, es fundamental para el conocimiento de los depósitos de interés económico.

En Geoquímica es importante el concepto de sistema químico:

La variación de cualquier parámetro saca al sistema del equilibrio provocando una evolución hacia una nueva situación de equilibrio, es decir, hacia otro sistema químico. Algunos de los parámetros que interesa considerar en un sistema químico son la presión, la temperatura, el pH, el potencial de electrodo, etc.

Es importante aclarar algunos conceptos:

Un mismo componente puede encontrarse en más de una fase y en cada fase puede haber más de un componente.

Un vaso de agua es un sistema MONOFÁSICO y MONOCOMPONENTE, pero si se le añaden unos cubitos de hielo, el sistema es BIFÁSICO y MONOCOMPONENTE.

Una aleación es un sistema MONOFÁSICO y MULTICOMPONENTE.

Las rocas, son sistemas MULTIFÁSICOS y MULTICOMPONENTES, mientras que una especie mineral es un sistema MONOFÁSICO y MONOCOMPONENTE.

En la mayor parte de los casos hay que tener en cuenta los gases y vapores que pueden interaccionar con los componentes del sistema. En los medios sedimentarios la interacción de la atmósfera con las fases minerales es de gran importancia.

En los procesos de formación y destrucción de especies minerales hay que tener en cuenta otras sustancias que no forman fases minerales, pero que participan de forma decisiva. Por otro lado están los parámetros que regulan tales procesos (ya comentados anteriormente) y cuyos valores influyen de forma decisiva sobre el desarrollo de la génesis mineral.

 


[Anterior]    [Siguiente]