INTRODUCCIÓN A LA MINERALOGÍA

 

3 Geoquímica

3.3.1 Composición Química y Mineralógica


Parece bastante claro que la Tierra estuvo muy caliente durante "algún tiempo". Gran parte de la historia de nuestro planeta estaría asociada a procesos de enfriamiento. Durante este enfriamiento se producirían una serie de diferenciaciones químicas, según las propiedades de cada elemento o conjunto de elementos. En primer lugar, los metales más pesados tenderían a acumularse en el Núcleo, mientras que los elementos más ligeros irían hacia zonas más externas, con gran parte de los elementos volátiles en la atmósfera. La diferenciación entre la Corteza y el Manto (con unas composiciones químicas no demasiado diferentes), sería más lenta e intervendrían, además de la gravedad, la temperatura y la presión, otros factores como las reacciones entre los elementos volátiles de la atmósfera y los silicatos que se encontrarían en las zonas más superficiales. Todo ello habría de generar un sistema químico muy especial en el que empezarían a formarse nuevos materiales estables tan sólo en una pequeña zona del planeta y, al mismo tiempo, los materiales procedentes del interior que no "soportarían" estas condiciones tan peculiares, tendrían que evolucionar para adaptarse.

De esta forma, la química de la Corteza se iría diferenciando progresivamente de la del Manto y, naturalmente de la Tierra en su conjunto. La composición general de la Corteza, en los elementos más comunes, se ha estimado de forma reciente tal como aparece en la siguientes tabla y figura:

 

Composición química de la corteza terrestre
O 45,40 Mg 2,80 P 0,11 S 0,03
Si 27,30 Na 2,30 Mn 0,11 C 0,02
Al 8,30 K 2,80 F 0,05 Cl 0,01
Fe 6,20 Ti 0,63 Ba 0,04 Cr 0,01
   Ca       4,60       H       0,15       Sr       0,04       Ni       0,01   
NOTA: Los datos son porcentajes en peso

 

 

A la vista de estas composiciones, puede decirse que la Corteza se encuentra formada por compuestos oxigenados, fundamentalmente por silicatos (y aluminosilicatos) de Fe, Ca, Mg, Na y K. También son abundantes los óxidos como cuarzo (SiO2), hematite (Fe2O3), magnetita (Fe3O4), rutilo (TiO2), etc. No deben olvidarse otras oxisales, como los carbonatos, los sulfatos y los fosfatos, pero su importancia es mucho menor y su existencia se da a nivel muy superficial.

Si se compara la tabla anterior con la referente a la Composición Global de la Tierra de Mason, es interesante notar que tan sólo 8 elementos de la Corteza (O, Si, Al, Fe, Ca, Mg, Na y K) representan casi el 99% de su peso.

Resulta curioso que muchos elementos considerados económicamente importantes no son muy abundantes, mientras que otros menos interesantes, lo son más y algunos, como el Hf, se han descubierto no hace mucho tiempo (1922). Afortunadamente, los elementos que se consideran importantes se han concentrado más y con cierta frecuencia forman yacimientos aprovechables.

 


[Anterior]    [Siguiente]