INTRODUCCIÓN A LA MINERALOGÍA

 

3 Geoquímica

3.3.3.2 Ambiente Metamórfico


Cuando un mineral se somete a unas condiciones distintas a las que tuvo durante su formación y pierde la estabilidad, debe transformarse en una nueva fase estable. El metamorfismo es un conjunto de procesos que se dan en las rocas como respuesta a unas condiciones físicas y químicas diferentes a las que existieron durante su transformación. Es importante señalar que durante el metamorfismo no se producen fusiones y si ello ocurriera se estarían dando procesos de magmatismo. Pueden ser afectados por el metamorfismo, tanto las rocas magmáticas como las sedimentarias. Dada la gran cantidad de materiales que pueden ser sometidos a metamorfismo, el número de minerales que pueden aparecer es también muy considerable.

Los factores que intervienen en el metamorfismo son la temperatura, la presión y los fluidos químicamente activos (H2O, CO2, FH, ClH, SO2, SH2, etc.).

A.- Presión Hidrostática: Debida al peso de los materiales que se encuentran por encima. Da lugar a un aumento en la densidad. Esta presión uniforme y provoca la formación de rocas con texturas granulares no orientadas.

B.- Presión Dirigida: Está causada por las fuerzas de cizalla que aparecen como consecuencia de movimientos en el interior de la Tierra. Debido a la naturaleza de estas fuerzas, las texturas de las rocas son orientadas (esquistos).

En función de la extensión y de la causa del metamorfismo se puede hablar de:

A-1. METAMORFISMO DE CONTACTO: Está causado por el aumento de temperatura que se produce cuando en una zona aparece una intrusión magmática que calienta una extensión de las rocas que la rodean. Se trata de un metamorfismo térmico y estático, en donde no se producen esquistos, sino rocas de grano fino con fractura astillosa denominadas corneanas.

Debido a la baja conductividad térmica de las rocas, los gradientes térmicos son grandes y las aureolas de contacto son de poca extensión, pudiéndose notar grandes diferencias de tipo mineralógico, en función de la distancia al foco de calor.

A-2. METAMORFISMO CATACLÁSTICO: Se produce en las proximidades de fallas y cabalgamientos, en donde la trituración mecánica y las fuerzas de cizalla provocan cambios de textura en las rocas. En estos procesos no se producen grandes calentamientos, no se dan cambios químicos ni mineralógicos, pero la presencia de fluidos puede provocar fenómenos de alteración posteriores. Algunas de las rocas que aparecen, como consecuencia de estos procesos, son las brechas de fricción, las milonitas y las pseudotaquilitas, cada una de ellas con el tamaño de grano más fino.

B.- METAMORFISMO REGIONAL. De mayor extensión.

B-1. METAMORFISMO DINAMOTÉRMICO: Está relacionado con las grandes formaciones orogénicas y está causado por calentamientos que pueden alcanzar 800 ºC. A diferencia con el metamorfismo de contacto, además del calentamiento, intervienen movimientos que provocan en las rocas la aparición de texturas esquistosas (micaesquistos).

B-2. METAMORFISMO DE SOTERRAMIENTO: Las rocas sedimentarias y magmáticas pueden ser enterradas a causa de diversos procesos geológicos y llegar a encontrarse a grandes profundidades y temperaturas de hasta 450 ºC. No son frecuentes, en este caso, los movimientos que provoquen esquistosidades, aunque sí que se suelen dar cambios mineralógicos.

Atendiendo a la temperatura y a la presión hay que hablar de grados de metamorfismo. En principio, el grado de metamorfismo da una idea de la intensidad con que se han transformado los materiales, independientemente de la causa que lo provoque. Las clasificaciones más simples se basan únicamente en la temperatura, pero también debe tenerse en cuenta la presión y considerarse la Mineralogía de cada caso:

 

Grado muy bajo Grado medio Grado bajo Grado alto
2kb: 200-300ºC 2kb: 500-600ºC 2kb: 300-500ºC 2kb: 600-800ºC
6kb: 150-350ºC 6kb: 550-650ºC 6kb: 350-525ºC 6kb: 650-800ºC

Realmente, resulta difícil conocer el grado de metamorfismo que se ha dado, pues para ello es necesario el estudio de una serie de reacciones y de las fases minerales que intervienen en ellas.

Los minerales más característicos del metamorfismo son:

Algunas rocas metamórficas son:

Las propiedades más importantes de las rocas metamórficas son:

1.- Son totalmente cristalinas.
2.- Los cristales suelen ser grandes y visibles.
3.- Suelen tener brillo sedoso.
4.- Con frecuencia tienen estructuras paralelas (esquistosidades).
5.- Son compactas y densas.
6.- No contienen fósiles.

 


[Anterior]    [Siguiente]